Etiquetas

, , , , ,

Plantear este tema de una forma objetiva, simplemente presentando sus características, su técnica, sus ventajas y desventajas no es tarea sencilla. Son muchas las voces y distintas las posturas que opinan sobre la fracturación hidráulica, más comúnmente conocida como “Fracking”. Una técnica que comenzó a popularizarse en EEUU en la década de los 70, pero que no ha sido hasta ahora, gracias al avance de la tecnología, cuando se ha convertido en una técnica económicamente viable. feat_fracking_footprint_zoom La fracturación hidráulica es una técnica de extracción de hidrocarburos (petróleo y gas natural) que se encuentran retenidos a más de dos mil metros de profundidad. Estos se hallan en estratos de naturaleza impermeable por lo que quedan retenidos, lo que impide su liberación. Para liberarlos, primero se crea un pozo mediante una tubería de perforación hasta llegar a la zona donde se encuentran los hidrocarburos atrapados en el estrato. Y en segundo lugar, se realiza la fracturación hidráulica, la cual crea roturas y abre poros en el estrato permitiendo la liberación del petróleo y gas natural retenidos. La perforación se realiza en sentido perpendicular a través de todos los estratos hasta llegar a la zona donde se encuentran retenidos.  Al alcanzar esta zona, la perforadora modifica su dirección y se realiza una perforación paralela al estrato. Al mismo tiempo también se refuerzan las paredes del pozo con varias capas de cemento y acero. Se inyecta a alta presión una disolución de agua junto con arena (Alrededor del 99%) y compuestos químicos de diferentes composición (1%). Se recolecta todo el líquido con las primeras partículas de hidrocarburos y a partir de entonces ya se recoge de forma continua todo lo que se va liberando. Se realizan numerosas microroturas a lo largo de todo el estrato para obtener la mayor cantidad de producto posible. jpg La fracturación hidráulica genera una ventaja económica para los países que utilicen esta técnica, adquiriendo la independencia energética de otros estados. Esto abarata los costes y genera puestos de trabajo. De acuerdo con la agencia internacional de energía, EEUU podría llegar a la autosuficiencia energética para el 2035. Pero existen varios problemas ambientales asociados a esta técnica que pueden no haberse tomado en suficiente consideración. De hecho, en países como Francia o Bulgaria la técnica de la fracturación hidráulica está prohibida. Puede causar problemas graves como la contaminación de los acuíferos debido a fugas en las tuberías o intoxicación del agua debido a los compuestos químicos utilizados, los cuales no siempre quedan bien definidos y algunos pueden llegar a ser de alta toxicidad para el ser humano. Otro problema asociado son las roturas que produce en el estrato, ocasionando pequeños desequilibrios en zonas algo profundas de la corteza.

Aunque en la mayoría de las ocasiones no son perceptibles y son de una magnitud realmente baja, se han descrito casos en los que esta práctica ha ocasionado temblores de cierta magnitud, con el peligro que ello conlleva. Además de esto también el propio proceso requiere de grandes cantidades de agua para llevarse a cabo. Asimismo existe el gran problema de que cada caso, cada zona de explotación y fracturación es un “mundo”, con características geográficas, litológicas, sísmicas, hidrológicas o paisajísticas muy diferentes. El debate queda abierto.

Si quieres saber más visita esta infografía de RTVE.es

Por Javier Zulategui Beñarán