Etiquetas

, , , , ,

La vocación por el cine le nació a Santiago Zannou, según nos cuenta, cuando su hermano mayor, productor discográfico, trabajó en la banda sonora de un cortometraje. En la misma época, leyó la carta de unos niños que habían llegado clandestinamente a Bélgica viajando en los bajos de un camión y fue en ese momento cuando descubrió su vocación por contar historias. Tras conocer en un viaje a Madrid a Juan Manuel Montilla, El Langui, un rapero madrileño miembro del grupo La Excepción, decidió escribir la historia que se convertiría posteriormente en su primer largometraje, El truco del manco, por el que obtuvo el Goya a la mejor dirección novel en la XXIII edición de los Premios Goya. Anteriormente había escrito y dirigido dos cortos, Cara sucia (2004), por el que fue candidato al mejor cortometraje de ficción de los Premios Goya, y Mercancías (2005). El el mes de abril del año pasado estrenó Alacrán enamorado protagonizada por Carlos y Javier Bardem que fue preseleccionada por la Academia de Cine para optar a representar a España en los Oscar.

Santiago Zannou nos habla en este vídeo sobre cómo los sentimientos negativos como el odio, la rabia y el rencor bloquean a las personas. Cuando se tiene la mente llena de ellos no queda sitio para nada más, ni para encontrar otro camino. Del mismo modo en el que en las películas lo que hace avanzar la acción es que el protagonista se encuentre con dificultades, en la vida del director los obstáculos se han convertido en un motor… ¡Su vídeo es una inyección de motivación!

Si quieres descubrir otras historias de éxito, te proponemos el curso sobre MOTIVACIÓN.

Por Rocío Mudarra